MAITE IZQUIERDO ARMENDÁRIZ 

Artista Visual
+56 9 8199 6792
Av. Las Condes 12523, Taller 102, Las Condes, Santiago, Chile

maiteizquierdo@gmail.com

GALERÍA ARTESPACIO

+56 2 2206 5045
+56 2 2206 2177
Alonso de Córdova 2600, Vitacura, Santiago, Chile
artespacio@artespacio.cl

REDES

© 2019 Designed & Developed by Pili Valdivia Studio

Herencia

Año 2018

Técnica Textil mixto sobre estructura de madera y fierro.

Dimensión 6 cuerpos de 300x120x100cm. c/u aprox.

Exposición

-2018, Exposición Individual “Herencia” en Galeria Artespacio, Santiago, Chile.

-2019, Exposición Individual “Herencia” en Centro de Extensión Universidad Talca, Chile.

-2019, VIII Bienal WTA de Arte Textil Contemporáneo, Salón Video Arte, Madrid, España.

Concepto obra

Grandes volúmenes textiles interpelan quienes somos a la luz de nuestros antepasados. La propia historia se recrea con material desechado en un proceso catártico y poderoso que visualiza a los cuatro abuelos, padre y madre. Como camino de autoconocimiento se logra un resultado universal de volúmenes que abrazan o interpelan. Estos gigantes textiles evidencian la información del inconsciente biológico en el que el clan familiar transmitió de generación en generación y se hacen visibles para ayudar a trascender.

Descripción Exposición 

CUERPOS TEXTUALES

Maite Izquierdo recicla y ensambla materiales textiles que han sido ideados, fabricados y usados para recubrir el cuerpo. 

Ella explora las posibilidades expresivas de su propia subjetividad a partir de lo corporal como origen, motor y destino. En su proceso de obra el cuerpo no sólo está presente a través de la carga que porta el material, también se pone en escena y se actualiza en su propia performatividad como un motor que produce la emergencia de una encarnación.

Su materia prima tiene diversas procedencias, pero siempre es desecho que ella salva del olvido a través de un ejercicio de recuperación y ensamblaje para construir un cuerpo mayor.

Su trabajo reciente involucra un compromiso físico y emocional cada vez más intenso, para lograr que su obra se vuelva también más orgánica y voluminosa. Para ello experimenta libremente con técnicas que le permitan avanzar con eficiencia en su operación constructiva.

 

Sus esculturas textiles se dejan leer como montajes de memorias, que exhiben las supervivencias y anacronismos temporales, la irregularidad de los bordes, las hilachas.

Su ejercicio afirma una forma crítica de la belleza, que valora el recorte, el entre medio, el lapsus, la grieta, la falla, el ensayo, el error, la pérdida, como elementos vitales. Sus obras no se resuelven en la mera percepción visual y tampoco se dejan atrapar por un discurso unitario. Son presencias barrocas y contradictorias, cuerpos haraposos y nobles al mismo tiempo, que perturban decididamente al espacio, relacionándose también con los cuerpos de los observadores.

A través de toda su trayectoria la investigación cromática ha tenido un lugar relevante. La artista se ha interesado en ensayar combinaciones inéditas, incluso aberrantes, que lejos de la complacencia estética buscan generar tensiones e indagar en los contenidos simbólicos y arquetípicos del color. 

En un juego de transferencias, Maite Izquierdo se asume como un cuerpo tensionado por contradicciones, hecho de retazos de temporalidades y lugares, marcado por sus olvidos y sus memorias, que ha convertido la grieta en un espacio donde pueda circular la energía consigo misma, con la obra y con otros cuerpos.

Catalina Mena Larraín.

Descripción Exposición/ 

ESENCIA CROMÁTICA

El color nos envolvió, nos impregnó en la exhibición de Maite Izquierdo, saturando Galería Artespacio. Y, por supuesto, a través de acordes de una osada armonía particular. Se concretaba esta propiedad en dos instalaciones de un mismo material que las interconectaba entre sí: géneros para vestiduras femeninas dispuestos ya en forma de pedazos de trapo, ya como superficies extensas. Las pertenecientes a la primera modalidad eran diez grandes tapices rectangulares, colgantes desde lo alto que daban la bienvenida al visitante. Su fluyente fragmentación poseía el efecto de una cascada multicolor, sujeta a un sentido cromático que contrapone, riguroso, fríos y cálidos, brillantes y opacos, densos y transparentes. Esa misma graduación cualitativa observada en su conjunto, al mismo tiempo creó una sensación muy interesante de claroscuro sutil que recorría  todo el ancho de la movida distribución de esas obras dentro del recinto.  

Los seis textiles siguientes optaron por lo tridimensional, integrando trozos textiles alargados o anudados que definían amplios volúmenes. Había en sus ocasionales formas globosas no poco de vísceras de un organismo animal. De pronto, ante ellas, uno imaginaba encontrarse rodeado por apariciones de pesadilla, si bien suficientemente dulcificada. Especial atractivo poseyó aquella escultura con ovillos de lana gruesa, contraponiendo unas pocas coloraciones. Complementaron con acierto la exposición  de Izquierdo, diez cajas transparentes provistas de composiciones muy bien facturadas, cuya variedad operaba por intermedio de solo tiras pequeñas. En su delicadeza constituían bonitos  relieves murales. Podrían considerarse síntesis de las realizaciones planas mayores. Entre estas destacó la compuesta por cuadrados concéntricos y amarillos dominantes.

 

- Crítica Waldemar Sommer

El Mercurio, Artes y Letras, 29.08.2018